DIFERENCIAS ENTRE EL JAMÓN SERRANO Y EL JAMÓN IBÉRICO

Vamos a destacar las principales diferencias entre jamón ibérico y jamón Serrano, de tal forma que todos conozcan a la perfección estos dos tipos de jamón tan distintos.

  • En primer lugar: el jamón ibérico.

El jamón Ibérico proviene de cerdos de raza ibérica, procedentes de una raza exclusiva de España. Para considerar un jamón como ibérico, debe tener un 50% de esta raza. Mientras más alto sea este porcentaje, mayor será su calidad.

Además, se caracterizan por vivir en libertad, en dehesas, donde pueden moverse con total libertad, siendo posteriormente su periodo de curación de 10 a 40 meses aproximadamente. Si el cerdo es de mayor tamaño necesitará más tiempo.

Dentro del jamón ibérico existen subtipos, que dependerán de el tipo de alimentación que hayan seguido:

  • Jamón Ibérico de Cebo: el cerdo se alimenta a con cereales y piensos, siendo criado en un cebadero.
  • Jamón ibérico de Cebo de Campo: se alimenta de piensos naturales y su cría se realiza en el campo.
  • Jamón Ibérico de Recebo: su alimentación se caracteriza por tener mucha presencia de piensos naturales, (suplementado en ocasiones con cereales para aumentar su peso). Este cerdo habita en la dehesa.
  • Jamón Ibérico de Bellota: durante los tres últimos meses de vida del cerdo, es alimentado con bellotas, siendo su hábitat la dehesa. Este es el de mayor calidad.
  • El jamón serrano.

Lo que principalmente distingue el jamón serrano del jamón ibérico es su procedencia. El jamón serrano viene de cerdos de raza blanca, que también se pueden encontrar fuera de España, por lo que deja de gozar de la exclusividad del jamón ibérico. Este cerdo es de piel clara y pezuñas en tonos marrones.

Estos cerdos son criados bajo un régimen intensivo, alimentándose a base de cereales y legumbres y sin realizar ejercicio físico.

Este jamón es mas rosáceo, mientras que el ibérico goza de un rojo bastante intenso. Además, en cuanto a su sabor, es mucho menos salado.

Subtipos de jamón serrano:

A diferencia del ibérico, los subtipos no se distinguen en función a la alimentación y hábitat, sino que atienden al Jamón Ibérico de Bellota

  • Jamón serrano Gran Reserva: > de 15 Meses de curación.
  • Jamón serrano de reserva: entre 12 y 15 meses.
  • Jamón serrano de bodega: entre 10 y 12 meses.

Aún así, ambos son una buena opción para disfrutar de una buena comida o cena.

Y  tú ¿Por cual te decantas?

COMPRAR EN TIENDA

Esta web usa cookies. Si continuas navegando estás consintiendo nuestro uso de cookies.

Información

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This